Coaching

¿Cuando fue la última vez que nos detuvimos a pensar?

Pinterest LinkedIn Tumblr

Y nos tuvimos que detener …. eran los tiempos del “yo hago” y “no tengo tiempo”

Era el año 2020…habían transcurrido los primeros 20 años del siglo XXI y la humanidad había llegado agotada. el avance de la ciencia, la tecnología y las comunicaciones nos habían llevado a mirar tantas opciones en todos lados que teníamos demasiado de donde escoger, a donde ir, por donde emprender, como desarrollarnos, por donde desafiarnos…en fin…y así es como nos encontrábamos viviendo la era del hombre en el que existía un compromiso, un deber, una obligación autoimpuesta por tener que hacer…hacer…y hacer…es que necesitábamos “funcionar”….necesitamos “rendir”…

La sociedad más competitiva, la sociedad del “yo hago”

La deriva pues, nos convirtió en una sociedad de hiperactivos, de nerviosos…muy alejados de nuestra naturaleza reflexiva, alejados de contemplar, alejados de mirarnos y de mirar al otro, desde la calma….esto pues, no sucedía, porque nuestra performance tenía que ser la más óptima, debíamos pues, sacarle el jugo a nuestro tiempo y a nuestras vidas, hasta la medicina se estaba encargando de esto.…y tu te preguntarás ¿qué de malo tiene esto de rendir al máximo?…resulta pues, que al final de cuentas, caímos en la trampa de un vivir en el “yo hago”…vivíamos en la era del “hombre ansioso”…sólo recuerda el ritmo de respiración y la velocidad al hablar de muchas personas a tu alrededor…  nuestro entorno pues, se convirtió en un entorno acelerado y abrumado, en el que tenían que aparecer ideas hasta en los sueños… y en esta forma de vivir, no había tiempo para pensar con honestidad y desde el alma en relaciones plenas y en lo que necesitábamos como comunidad…imagínate, cómo es que desde ese lugar podríamos pensar bien en nuestras decisiones y lo que teníamos que mover para construir un mejor lugar para nosotros y nuestros hijos…¿qué mundo estaríamos construyendo bajo esa deriva?.

De pronto, todo cambio.

Y de pronto, y sin precedentes, prácticamente de la noche a la mañana; nos encontramos viviendo un momento histórico, en el que nos tuvimos que detener…el mundo se tuvo que detener; cada día los países del mundo cierran fronteras, nuestro derecho al libre tránsito ya no lo disfrutamos, convivimos 24/7 con nuestro entorno más cercano, y por fin no tenemos más excusas para estar de cara frente a quienes realmente somos….¿en qué cambiarán las cosas?….¿Cuál es nuestra responsabilidad por la expansión de un virus que destruye todo a su paso?….si vivíamos en el hacer y en ser lo más productivos ¿Qué hicimos mal?…aparecen pues, muchas interrogantes que nos abren una invitación a hacernos cargo sobre cómo es que queremos continuar nuestra deriva como humanidad…podemos elegir….esa será nuestra gran responsabilidad.

Susy Olaechea

Fundadora de Mujer Auténtica

Write A Comment